Este sitio utiliza cookies, incluyendo terceros, con el fin de mejorar la experiencia y la prestación de servicios en línea con sus preferencias.

Al cerrar esta bandera, el desplazamiento de esta página o haciendo clic en cualquiera de sus elementos consentimiento para su uso de acuerdo con nuestra Cookie Policy

 

stori

Notas históricas sobre el Instituto Secular Regnum Mariae

El "Regnum Mariae" surgió en 1959 al interno del grupo juvenil de la Orden Seglar de los Siervos de María, en la parroquia del Sagrado Corazón de Ancona (Italia). Desde el principio se reconoció plenamente en la forma de vida de los Institutos Seculares aprobados por la Constitución Provida Mater Ecclesia, promulgada por Pío XII el 2 de febrero de 1947. El nombre de "Regnum Mariae" fue elegido en el contexto y en el ámbito histórico de la proclamación del Dogma Mariano de la Asunción.

Al pequeño grupo de tres personas, dirigido por el Asistente Religioso, fraile Siervo de María, y Corrector de la Tercera Orden (como se llamaba entonces), pronto se unieron otras jóvenes de varias ciudades en Italia deseosas de compartir el mismo proyecto de vida.

En 1970 el grupo, instado por el clima de renovación conciliar, después de un año de intenso estudio y de cuidadosa reflexión, celebró la primera Asamblea General, elaboró su primera Regla de Vida y eligió a sus propias responsables.

Entre los años 1970 - 1980 las Hermanas del Regnum Mariae, con el apoyo del Prior General de los Siervos de María, y con la sabia dirección del entonces Asistente General Religioso, iniciaron el camino hacia el reconocimiento jurídico del grupo.

En 1976, el Regnum Mariae fue agregado a la Orden de los Siervos de María ya que, desde sus orígenes, ha tratado de vivir la misma espiritualidad en la forma de vida secular.

En 1983, obteniendo el permiso de la Sagrada Congregación para la Vida Consagrada, fue erigido como Instituto Secular de derecho diocesano por el arzobispo de Ancona.

Las hermanas del Regnum Mariae, habiendo logrado una estabilidad institucional, siguieron creciendo en la conciencia de la propia identidad y en la misión específica de la consagración secular viviendo con entusiasmo el compromiso en el mundo, la comunión y la colaboración con otros Institutos Seculares, con la Familia de los Siervos y con todas aquellas organizaciones dedicadas a la promoción humana y a la evangelización.

El Instituto se ha propagado inicialmente en varias regiones de Italia (Friuli, Véneto, Emilia-Romaña, Marque, Abruzzo, Puglia, Basilicata, Sicilia) y desde los años 90 en otros países. La apertura en el plano internacional se llevó a cabo después de largas y cuidadosas reflexiones, de debates en asamblea y de discernimiento de situaciones, eventos y encuentros varios, que de vez en vez, se presentaban. Así comenzó a crecer, lentamente, la presencia del Regnum Mariae en España (Valencia), Canadá (Montreal), México (Ciudad de México), Filipinas (Manila y Bay-Bay en la Isla de Leyte), EE.UU. (California, Estado de Washington y Florida), Uganda (Kampala y Jinja) y Colombia (Medellín).

Los miembros del Instituto expresan el seguir a Cristo con la profesión de los consejos evangélicos a través de los votos de castidad, pobreza y obediencia, viviéndolos en el mundo al interno de las actividades diarias y comunes, al servicio de la Iglesia y de los hombres y mujeres de nuestro tiempo, y dan testimonio del Evangelio bajo la inspiración de María de Nazaret, la Madre de Jesús, humilde sierva y mujer gloriosa, llamada a compartir la realeza de su Hijo.