Este sitio utiliza cookies, incluyendo terceros, con el fin de mejorar la experiencia y la prestación de servicios en línea con sus preferencias.

Al cerrar esta bandera, el desplazamiento de esta página o haciendo clic en cualquiera de sus elementos consentimiento para su uso de acuerdo con nuestra Cookie Policy

 

ESTADOS UNIDOS

La presencia del RM en los Estados Unidos llegó gracias al interés de una hermana miembro de la Orden Seglar de los Siervos de María de la hermandad "Salve Regina" de la Parroquia de San Felipe Benicio en Fullerton, California.

Esta hermana hacía tiempo que buscaba información sobre la consagración en el mundo, pero con una espiritualidad mariana, por lo que durante una Asamblea de la Familia Servita en los EE.UU., que se llevó a cabo del 24 al 26 de abril de 2009 en la Casa de Espiritualidad de Nuestra Señora de las Nieves en Belleville, Illinois, pudo conocer a un miembro del Regnum Mariae que había sido invitada como orador principal durante esta Asamblea. El tema fue "Celebrando nuestro pasado - Creando nuestro futuro". Fue una conferencia sobre los orígenes y la espiritualidad de la Orden de los Siervos de María, pero también de cada una de las ramas de la Familia Servita presentes en todo el mundo.

Después de la asamblea esta hermana tuvo la oportunidad de reunir toda la información sobre el Instituto Regnum Mariae. A continuación, comenzó una comunicación epistolar constante con dos hermanas en Italia, y en palabras de la misma hermana "el destino me ayudó, porque ese año, por razones personales, una de ellas tenía que visitar a una sobrina suya que estaba estudiando y trabajando en la Universidad de Irvine, California. Así que, me enteré por ella que había otra hermana RM de origen filipino que vivía en Seattle desde hacía un par de años".

Al año siguiente se organizó una reunión de información-formación con las dos hermanas que vinieron de Italia, con la hermana RM filipina residente en los EE.UU. y con la nueva candidata. Juntas vivieron un retiro espiritual en Orange, California. Desde entonces, cada año hay una reunión con las hermanas en los Estados Unidos para la formación y para la promoción vocacional de la presencia del RM en otros estados de Estados Unidos; esto también bajo la petición de los frailes, de las Siervas de María de las tres congregaciones presentes en EE.UU. y de las fraternidades OSSM.

En septiembre de 2010, fue nombrado un Asistente Local OSM para el Regnum Mariae para seguir de cerca a estas hermanas, pero dos años después este fraile fue trasladado a una comunidad en Colombia. De esta manera, otro siervo de María, el entonces Secretario General para los Grupos Laicos OSM, ha sido nombrado como Asistente Local.

En 2012, se presentó otra joven que vive en el Estado de Connecticut para comenzar el proceso de discernimiento de su llamada. La promoción hecha especialmente por la Familia Servita en los EE.UU. ha dado lugar a la llegada de otra chica que vive en Florida, quien se unió a nosotras en junio de 2013.

Precisamente en junio de 2013, nos hemos reunido todas las hermanas por primera vez en Portland, Oregón, en el Santuario Servita de 'The Grotto' para celebrar los primeros votos de nuestra hermana que ha promovido la presencia del RM en los EE.UU.

Hoy las hermanas que continúan el camino en el RM son tres y hay algunas personas que hacen discernimiento y que desean conocernos. A pesar de que las distancias son muy grandes (Florida - Sureste, California-Suroeste, Seattle - Noroeste y Chicago- centro norte, donde el Asistente Local es residente), entre ellos se ayudan también con la tecnología; se reúnen con frecuencia a través de videoconferencia y mantienen el contacto a través de los medios de comunicación. No obstante esta realidad geográfica, logran reunirse al menos una vez al año en una ubicación central (probablemente Chicago) para vivir juntas el retiro espiritual anual, para la formación personal y del grupo y, por supuesto, para profundizar la fraternidad, el conocimiento recíproco y la espiritualidad del RM y de los Institutos Seculares y para orar y compartir algunos momentos con la Comunidad de los Siervos de María.